I (still) got a feber

A un poco más de una semana del concierto de Metallica en Caracas, puedo decir orgullosamente y sin ningún tipo de escrúpulos que AÚN NO LO SUPERO. Además no hay ningún indicio de que suceda pronto y tampoco es que tenga muchas ganas de hacerlo.

Después de pocos días del magno evento se dieron a conocer los links de las descargas de TODO el audio del concierto (aquí se los dejo para que se lo descarguen: Parte 1, Parte 2) de ese día, incluidas las adorables intervenciones de James Heatfield.

La primera vez que escuché todo el concierto de nuevo, una ola de adrenalina se apoderó de mi como si estuviese reviviendo ese día. Ok, soy una dramática, lo sé, pero cualquiera que haya estado entre el público siendo testigo de ese maravilloso concierto me apoyaría en cada palabra y cada sentimiento.

Lo dije una vez y lo diré nuevamente: Metallica en Caracas ha sido el mejor concierto al cual he asistido; y no creo que muchas cosas lo superen.


En tanto experimenté un déja vu auditivo recordé algunas cosas que no mencioné en mi pasado intento de crónica del concierto. Así que trataré de agregarlas con el fin de enriquecer anecdóticamente mi texto. Estaría mientiendo si ñes dijera que no escribo esto mientras escucho el audio otra vez.

  • Ahora recuerdo que mientras James hacía mímicas para hacerse entender, grité entre otras voces más feroces que la mía: “We can understand you, you dick!”. Puede que vivamos en una “tierra muy lejana” y que los gringos piensen que Venezuela es puro monte y culebra como lo que retrata la película animada UP!, pero por Cristo… sabemos hablar inglés, gracias. No importa, fue igual de adorable que hiciera el esfuerzo de hacerse entender. Tan bello él.
  • Recuerdo que cuando salieron al escenario fue la primera vez que vi a mi hermano encorvarse para llorar… se me aguó el guarapo un poco a mí también, aunque no lo suficiente como para, de hecho, lagrimar. La siguiente vez que lo vi desmoronarse fue en Nothing else matters… pero es que es NOTHING ELSE MATTERS.
  • Nos fuimos de nuestra privilegiada vista hacia atrás mientras estaban tocando Master of Puppets, recuerdo que muchas personas me veían para ver si era yo quien se estaba muriendo o algo cuando en realidad era mi hermano el que se estaba desmayando, yo sólo sonreía en nuestro camino hacia la parte posterior.
  • Fuimos a comprar agua cuando estaban tocando Blackened. Compré dos aguas y una Pepsi sólo para mi, duraron como tres minutos.
  • Estuvimos apoyándonos a la cerca que separaba VIP de General, y delante de mi había un pana con el triple de pelo que yo (imagínense al Tío Cosa con el pelo malo). Estuve detrás de él por un momento hasta que en su ensimismado head bagging, hizo que se me enredaran mis manos en su cabellera. Cuando vi sus hombros HABÍA ANIMALES CAMINÁNDOLE por el cabello… temí por mi vida y sanidad. Eran unas vainas grandes, como ladillas… asco, asco, asco, ahora que me acuerdo, ASCO. Me alegé lo más rápido que pude rogándole a Buddah que no se me hayan pegado los piojos radioactivos del pana. Repito: A-S-C-O.
  • Mientras estuvimos atrás, más o menos en el centro, las pantallas se veían MUCHO mejor desde la distancia, y a mi lado había un policía también tripeándose el concierto.
  • Cuando salimos, nos sentamos en unas ambulancias esperando a que el guitarrista de la banda de mi hermano pasara y nos encontráramos para irnos juntos.
  • Al no saber nada del pana que nos iba a llevar (nos iba a cobrar por supuesto) llamamos a mi tía para que nos fuera a buscar y tuvimos que caminar en agonía hasta la bomba de gasolina de PDV. Agonía, dolor, pesar, suplicio, tortura, tormento, calvario, congoja, angustia, pena… esto fue todo lo que sentí al caminar toda La Rinconada y además hasta la bomba esa del demonio.
  • Al montarme en el carro llevé a mi tía en las piernas porque no cabíamos… dolor… y cerré los ojos, en cuanto los abrí estábamos en las tierras solitarias de BARUTA, what the fuck… todo estaba tan oscuro, cerré los ojos otra vez y recé a Buddah nuevamente para que no nos secuestraran.
  • Llegué a mi casa y TUVE que quitarme las botas en el estacionamiento, al llegar a mi casa me quité toda la ropa y la dejé tirada en el piso; todavía no sabía sin meterla en cloro o quemarla (por lo de los piojos); así que las dejé tiradas a un rincón hasta estar más segura. No me sentía confiada de ponerla con el resto de la ropa sucia en el cesto.
  • Y confieso que no podía con mi alma y me acosté a dormir sin bañarme. Preferí descansar tomando el riesgo de tener que fumigar el colchón al día siguiente.

Bueno, creo que eso es todo por ahora… seguiré escuchando el concierto hasta que se me vengan más revelaciones de mi subconsciente. Los dejo con unos videos  que me he conseguido por ahí.

Cyanide en vivo, Metallica – Death Magnethoc Tour (Caracas, Venezuela, 12.03.2010)

James: A’right enough of goofing around. I need to know: Do you have the album Death Mggnethic?

Caracas: YES!

James: And do you like it?

Caracas: YES!

James: No?

Caracas: YES!

James: Yes?

Caracas: YES!

James: So you want to hear some more?

Caracas: YES!

James: Good, cuz that the next song on the list. That works out good. This next song requires your help. The Metallica family of Caracas. Are you ready? ¿Están listos? ¿ESTÁN LISTOS? This is entitled Cyanide.

La metida de pata de la tipa de La Bomba. Eso es lo que pasa cuando tú, PERIODISTA, quedas en ridículo porque no te informas antes de hacer una entrevista, y como consecuencia tus entrevistados se burlan de ti en tu cara.

Este tipo de personas son una desgracia para la profesión porque dejan mal parados a TODOS los periodistas. Pero claro, mujeres como ella no piensan en eso, porque son lindas y operadas y piensam que esto se olvida y al final pueden seguir cometiendo las mismas burradas.

¡Pena ajena que además la TRADUCTORA diga que la información que tu estás dando está mal! Bruta, desinformada. O sea, en pocas palabras te dijo: eres una IMBÉCIL. Ponle algo de cariño a tu trabajo, mamita, para que por lo menos parezca que tienes un cerebro dentro de esa cabeza.

Después de esta descarga puedo decir que el sentimiento lo he tenido por mucho tiempo dentro de mi sin la oportuidad de expresarlo. Lamentablemente muchas como ella, están rellenando espacio en las aulas de las universidades venezolanas quitándole el trabajo a otros más aptos y que de verdad se lo merecen. Es una lástima que ese tipo de gente sólo estén calentando pupitres y desperdiciando oportunidades que otros profesionales pueden haber aprovechado más. ¿Se imaginan que un periodista de verdad hubiese utilizado el tiempo de esa pregunta para hacer otra más coherente, CORRECTA, e inteligente? Pues eso nunca va a suceder. La vida es injusta.

Y por último este video que parece ser un teaser de lo que se nos viene como el DVD del concierto. No puedo esperar, todavía tengo la fiebre a millón.
Metallica – Master Of Puppets (Live Caracas March 12, 2010)

P.S: No me pegaron los piojos. ¡Yayyy!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s