Se viene el alud

Yo escribo, tu escribes, todos escribimos. Fuimos testigos mudos y ahora somos productores de contenidos

El periodismo digital cayó entre nosotros desapercibido, estaba en todos lados para cuando logramos ponerle nombre. Las redes sociales, los álbumes de fotos en línea, los blogs, son las ni tan nuevas plataformas de navegación cotidianas.

Me atrevo a decir que el Facebook es el nuevo hi5, Flickr es el nuevo Photobucket, Twitter es el nuevo messenger y los blogs son los nuevos foros. Y pronto, existirán otras que sustituirán a las anteriores. La red evoluciona a su propio ritmo apresurado y no podemos evitarlo; se viene el alud, cuando en realidad ya nos pasó por encima y estamos sepultados.

Es imposible que en el siglo XXI una persona sobreviva sin correo electrónico, el inconcebible que alguien no haya escuchado sobre los “tweets”. Ahora que todo el mundo hace el trabajo del periodista, ¿a qué se dedicará el periodista?

Hombre orquesta

Bautizamos el periodismo digital como un nuevo atributo que debe manejar los profesionales de la comunicación -y básicamente quien quiera desempeñarse en el oficio-, como las nuevas herramientas obligatortias a conocer y los nuevos medios en los que tenemos que desarrollar.

Es  natural al hombre la resistencia al cambio aunque sepamos que no podemos evitarlo; nos preguntamos: ¿es necesario? Sí, es de vital necesidad adaptarse al periodismo digital, producir pensando en lo digital, escribir imaginando que se leerá en una pantalla, producir con base en otras alternativas multimedia.

Ya el periodista no debería proyectar su trabajo en un texto medido en columnas, sino que tiene que tener el cuenta las fotos, el audio y si es posible el video. Los usuarios de la información no sólo quieren leer, sino también escuchar y ver… de todo.

Mejores amigos

A menos que no queramos sofocarnos debajo del gran alud digital, aprendamos a caminar al mismo ritmo de la avanlancha o al menos a seguir su curso. Desde una recomendación personal, las herramientas digitales son más amigables de lo que, al principio, se piensa; sería ingenuo considerarlas como enemigas.

Es mucho mejor trabajar con tus mejores amigos y competir en la red sin quedarse en el último puesto sin sacarle provecho a todo lo que podemos llegar a aprender con clics.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s