Teclados flotantes: la tragedia expectante del tesoro y memoria cultural

Un recorrido rodeado por una atmósfera rancia siempre ha sido la bienvenida con la que nos recibe los pasillos de la Zona Cultural Parque Central. Desde que tengo memoria este conjunto arquitectónico, referencia natural en la mente de los caraqueños, se ha caracterizado por sus pasadizos oscuros, tuberías de cobre infectadas por el verde oxidante, y un denso ambiente envolvente, húmeda y cálida.

Salpiques en el evento

Este domingo tuve la fortuna de asistir al primer recital del 2010 de los alumnos de la Escuela de Canto Fedora Alemán realizado en el Museo del Teclado en el edifico Tacagua en Parque Central. La pequeña bóveda ostenta a pocos metros de la entrada una cascada invisible vertical, una gotera que, para las dimensiones de lo que puede significar una filtración de agua en un recinto que exhibe piezas representativas de la historia de la música venezolana, escurre la muerte a largo plazo de los pianos y teclados que tienen como morada el Museo.

Inútilmente escondido tras unos paneles blancos, la filtración, que a chorros continuos se discurre hacia unos pipotes rebozados, amenaza la integridad de los instrumentos cercanos que ni siquiera han sido protegidos de la inminente contaminación.

El show debe continuar

Los aplausos riman y complacen la apertura del recital de los alumnos de la escuela Fedora Alemán. Una estrella rojísima, bolivariana, de la Alcaldía de Caracas se dibuja en la pared perpetua al fondo del escenario al lado del logo del Museo. Las voces se desarrollan íntimas y fieles al trabajo duro que de sus estudios ha dado fruto mientras bajo las sillas de los espectadores se abre camino un caudal de agua que proviene del techo.

El agua debajo de uno de los pianos del Museo

El recital no habrá durado más de dos horas cuando, a la salida del recinto, nos esperaba una alfombra empapada que se volcaba hacia las patas de los instrumentos del museo. Un charco negro comenzaba a formarse bajo las pisadas de la complacida audiencia y de los cantantes. Vale acotar que el Museo del Teclado tampoco está adaptado para recibir a una cantidad grande personas para alguno de sus eventos culturales. Solamente sacando una cuesta producto de la mirada presencial, se podría decir que no caben más de cincuenta sillas.

La filtración del techo a unos tres metros de la entrada del Museo

Teclados huérfanos

Más allá de lo que pueden decir mis palabras citaré lo que las instituciones oficiales declaran sobre el Museo. La página oficial del Museo del Teclado expone que desde los años setenta, el Museo ha estado bajo el cuidado de la Fundación para la Cultura y las Artes del Municipio Bolivariano Libertador (Fundarte) y más recientemente por el Ministerio del poder popular de la Cultura.

El museo del Teclado es una dirección perteneciente a la Fundación para la cultura y las Artes de la Alcaldía del Municipio Libertador Fundarte (…)

Los pipotes que, detrás de unos paneles, recogen el agua de la filtración

En la página de la Alcaldía de Caracas se lee sobre el Museo del teclado:

El Museo del Teclado es una institución adscrita a Fundarte (Fundación para Cultura y las Artes de la Alcaldía del Municipio Libertador) y tiene como objetivo principal la custodia de una valiosa colección de instrumentos musicales, única en el mundo por representar la historia de la organología del piano, desde sus precursores hasta la versión más moderna.

Las diversas actividades que se llevan a cabo en el Museo del Teclado para enaltecer y difundir el valor histórico y artístico de dicha colección, permiten a la ciudadanía en general conocer la importancia de este patrimonio de todos los venezolanos, así como aprender y disfrutar del mismo.

Tal custodia de nuestro apreciado tesoro parece estar un poco descuidada… esta peligrosa amenaza puede podrir la madera con la cual están hechos los valiosos instrumentos sin incluir cualquier otro daño que los expertos en la conservación de patrimonio histórico pueda considerar.

¿Qué debemos esperar para que Fundarte, El Minisperio de la Cultura y la Alcaldía de Caracas tomen cartas en este asunto, o es que acaso debemos perder toda la evidencia de la historia culta que tenemos los venezolanos antes de darnos cuenta de lo importante que es?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s