Un periodista con gracia y vasta experiencia

Una entrevista a David Gossman en El Mal Pensante, en especial estos tres puntos que no tienen desperdicio:

“Siempre en situación de conflicto lo primero que se manipula es el lenguaje. El gobierno, el ejército y el sistema de justicia empiezan a modificar el lenguaje, y este es el más importante papel de los escritores: insistir en las palabras precisas, aunque no sean cómodas, y sobre todo no colaborar nunca con el lenguaje oficial. “

Esto es exactamente lo que ha pasado en Venezuela durante los últimos 14 años. Hay que recordar que es la naturaleza del régimen controlar TODO (o querer frenéticamente controlarlo) y que una manera sencilla y muy poderosa es la manipulación del lenguaje. Por eso los periodistas somos traidores a la patria cuando utilizamos las reales significaciones de las palabras y simplemente decimos la verdad. Ahora mismo, un ataque a la oposición venezolana con el mal uso de la palabra fascista, uso insistente que hasta es ridículo, intenta culpar y manchar a los líderes políticos de la mitad de un país. Dudo que la mayoría de los venezolanos sepan en verdad qué es el fascismo o ser un facho; pero cuando repites la mentira tantas veces en algún momento se vuelve verdad.

***

“Y si me preguntas qué puede aprender el periodismo de la literatura –y esto es importante–, te diría que es la claustrofobia al utilizar el lenguaje de otras personas. Con la literatura debes reinventar la manera de describir las cosas. El mundo siempre ha sido igual desde el principio de los tiempos; hoy Mario Vargas Llosa escribe sobre cosas de las que Esquilo y Sófocles también escribieron hace más de dos mil años. Pero la manera en que lo hace es diferente, las palabras, la forma de yuxtaponerlas. Así también debería ser en el periodismo. Algunas veces siento, y hablo solo del periodismo israelí, que los periodistas escriben clichés porque creen que puede ser más cómodo de entender para sus lectores. Entonces sus artículos son una sucesión de clichés, y el cliché no dice nada sobre la realidad, pero sí dice mucho sobre nosotros, sobre nuestra necesidad de confianza, de estabilidad, de tranquilidad, de silencio. Eso no es suficiente. El lenguaje en el periodismo debe reinventarse todo el tiempo. Cuando miras las cosas desde un ángulo distinto, tus lectores también pueden verlas con esa perspectiva.”

***

¿qué piensa del periodismo de hoy?
Que los medios de comunicación de masas están en serios problemas. Me refiero más a los medios electrónicos, pero también a la prensa escrita. Es una combinación de dos tendencias. Una de ellas tiene que ver con lo malcriados que están los lectores. Como no quieren leer artículos complejos, como no quieren ver los matices de la realidad, entonces los periódicos están reduciendo la parte escrita y ahora parecen grafitis con sus enormes titulares seguidos de una nota de doscientas o trescientas palabras incapaz de abarcar la complejidad de una situación. Todo escritor que ha sido entrevistado sabe lo que significa ser reducido a trescientas palabras que no dicen nada.

Siempre insisto en el término “mass media”, que fue acuñado por los sociólogos en 1930. La gente cree que se trata de los medios dirigidos a las masas, pero yo lo entiendo más como medios que convierten a los seres humanos en masas, y algunas veces incluso en una muchedumbre estúpida, violenta y brutal. Esto es lo que hacen muchos medios hoy en día: convertir al ser humano en una masa unificada, borrar su idiosincrasia y su singularidad. Es una tendencia muy peligrosa, porque si la gente siente que no tiene palabras para describir la situación en la que vive, se vuelve apática, pasiva, víctima…

El voto de confianza

Anoche la presidenta del CNE, junto con las demás rectores, anunciaron al país (el que sufre de insomnio, porque salieron en cadena nacional pasadas las 11 de la noche) que permitían el escrutinio del 46% restantes de las cajas con los votos del pasado domingo. Una ola de felicidad rodeó a las personas que se encontraban conmigo cuando presenciamos por las pantallas de televisión tal anuncio; pero yo me embargué con un gran sentimiento pesimista lleno de preguntas; además, tenía que esperar a la locución de los abanderados del Comando Simón Bolívar.

Últimas Noticias: CNE dio luz verde a la petición el Comando Simón Bolívar
Últimas Noticias: CNE dio luz verde a la petición el Comando Simón Bolívar

1.- La auditoría del 46% restantes de las cajas no fue lo que el Comando Simón Bolívar pidió al ente rector; el comando de Henrique Capriles exigió que se abrieran todas las cajas, es decir que se hiciera un reconteo de todos los votos y se cotejaran con las actas, los cuadernos y las transmisiones electrónicas. Es decir, voto pot voto, acta por acta, cuaderno por cuaderno.

Estás fueron las peticiones:

A tal fin, reiteramos nuevamente, de manera formal, nuestra solicitud de que se proceda a la auditoría y reconteo de los votos o instrumentos depositados en las urnas, con los datos reflejados en los cuadernos y en las actas de escrutinio, y a tal efecto enfatizamos en la necesidad de la preservación del material electoral que permita la realización de esa auditoría. En ese sentido y a los fines de dejar claro nuestro petitorio, requerimos:

  1. Abrir todas las cajas de comprobantes de voto.
  2. Contar todas las papeletas de votación.
  3. Comparar el resultado del conteo con el acta de escrutinio del CNE.
  4. Contar todos los votos emitidos según el cuaderno de votación.
  5. Comparar la cantidad de papeletas con la del número de electores que sufragaron de acuerdo con los cuadernos de votación.
  6. Verificar la autenticidad de todas las firmas y todas las huellas estampadas en los cuadernos de votación.
  7. Verificar las incidencias registradas por mesa provenientes del SAI, en los siguientes aspectos:
  • Cantidad de electores sin miembros superiores que votaron
  • Cantidad de electores sin huellas dactilares almacenadas en la máquina que votaron
  • Cantidad de electores que votaron, aún cuando no hubo coincidencia de sus huellas (No-Match)
  1. Revisión de las actas de incidencia de cada mesa
  2.  Realizar cualquier otra verificación que asegure el principio “un elector, un voto”
Carta entregada al CNE por el Comando SB
Carta entregada al CNE por el Comando SB

2.- Pero el CNE no podía dar totalmente su brazo a torcer, Tibisay Lucena dijo, además, que el reconteo de los votos no fue lo que se había pedido, y que además no se podía hacer a menos que se impugnaran los resultados, pero esto solo después de la proclamación. Ahora me pregunto yo, la proclamación fue el lunes, y la juramentación es hoy, ¿cuánto plazo se puede esperar para impugnar unos resultados electorales si anunciaron que este proceso de auditoría durará un mes? ¿Se puede impugnar un resultado cuando la AN se precipita a juramentar un presidente?

3.- Después de un largo perído en el cual nuestras peticiones han llegado a oídos sordos, el CNE nos da un respiro dándonos algo de chance. Henrique Capriles aseguró que en esa auditoría se puede reflejar la verdad, dijo que son suficientes las 12 mil cajas para demostrar que este proceso estuvo plagado de muchísimas irrgularidades.

4.- Creo que, por otro lado, todos estamos confundidos sobre cuál es el verdadero objetivo de esta auditoría: ¿Demostrar que Capriles es ganador o demostrar que hubo un fraude electoral? Creo que el Comando Simón Bolívar, muy responsablemente busca evidenciar que estos comicios estuvieron minados de situaciones violentas, votos asistidos, violaciones a las LOPRE, entre otras cosas, para que las elecciones sean nulas y así llamar nuevamente a otros comicios; pero eso sí, esta vez con todas las de la ley, observadores internacionales y sin abusos electorales.

La LOPRE nos dice en su artículo 217 que solamente serán nulos los votos de una mesa si ha existido algún tipo coacción a los electores:

Artículo 217. Serán nulas todas las votaciones de una Mesa Electoral en lossiguientes casos:

  1. Por estar constituida ilegalmente la Mesa Electoral. La constitución ilegal de una Mesa Electoral puede ser inicial, cuando no se haya constituido en acatamiento a los requisitos exigidos por esta Ley, o sobrevenida, cuando en el transcurso del proceso de votación se hayan dejado de cumplir dichas exigencias.
  2. Por haberse realizado la votación en día distinto al señalado por el Consejo Nacional Electoral o en local diferente al determinado por la respectiva autoridad electoral.
  3. Por violencia ejercida sobre cualquier miembro de la Mesa Electoral durante el curso de la votación o la realización del escrutinio, a consecuencia de lo cual puede haberse alterado el resultado de la votación.
  4. Por haber realizado alguna o algún miembro, Secretario o Secretaria de una Mesa Electoral, actos que le hubiesen impedido a los electores o las electoras el ejercicio del sufragio con las garantías establecidas en esta Ley.
  5. Por ejecución de actos de coacción contra los electores y las electoras de tal manera que los o las hubiesen obligado a abstenerse de votar o sufragar en contra de su voluntad.

Si se logra demostrar que en ese 46% hubo los suficientes abusos e irregularidades para repetir la elección en las mesas correspondientes, ¿cómo entonces garantizamos la legitimidad del 54% ya escrutado? Volvemos al principio, ¿podemos pedir entonces que se vuelva a revisar ese 54% en busca de irregularidades? Estamos hablando de que se auditará un poco menos de la mitad del total de los votos, si esta casimitad se presenta con muchos llamados de atención entonces, creo yo, que es suficiente la muestra representativa para asumir que la otra mitad también presenta irregularidades, y por lo tanto es sensato pedir una nueva revisión.

5.- Sin embargo, la posibilidad que esas 14 mil cajas puedan dar como ganador a Capriles no es del todo imposible. Yo no entiendo muy bien cómo, siendo unos resultados tan cerrados de menos de 300 mil votos de diferencia, la victoria de Maduro puede ser irreversible si con solo el 54% de escrutinio. Queda aún un poco menos de la mitad del total de votos que puede arrojar resultados interesantes.

6.- ¿Por qué ahora el CNE cede un poco después de que la presidenta del TSJ, Luisa Estela Morales, vociferara que el conteo manual no existe (cosa que es falsa), de que el mismo Maduro se negara al reconteo? Bastó con que Jorge Rodríguez dijera que si el CNE lo ordenaba ellos aceptarían. Sin duda la presión internacional hizo algún efecto, en especial la reunión de emergencia de la UNASUR para estudiar el caso venezolano.

7.- ¿Bajo qué condiciones entonces se auditarán estas 12 mil cajas? Si Luisa Estela dijo que el conteo manual no se podía hacer (claro que se puede hacer, pero que no quieran es otra cosa), y Capriles dijo en su rueda de prensa que aunque aceptaba lo del 46% velará que la auditoría se realice voto por voto, acta por acta, cuaderno por cuaderno; aunque según tengo entendido que Tibisay Lucena explicará la semana que viene con lujo de detalle este proceso, me parece que como que no quieren mucho la auditoría de las cajas.


8.- ¿Cómo vamos a garantizar que este proceso se haga de la mejor manera posible? Gerardo Blyde, alcalde de Baruta, lo dijo anoche en Globovisión: Tenemos que darle el voto de confianza a Capriles, es el único líder que existe en el país después de la muerte de Chávez. Es cierto, durante 14 años la oposición venezolana no ha tenido una figura clara de representación, esta vez la tenemos en el gobernador de Miranda. Pero no es un líder tipo héroe, un caudillo, no: es un político de carrera que ha demostrado que sabe hacer las cosas bien, que tiene la intención de seguir haciéndolas bien, en paz y bajo la vía democrática, y que está respaldado por un grupo de profesionales con mucha carrera política como la Mesa de la Unidad Democrática y los partidos tradicionales.

Entonces, yo sí le sigo entregando mi voto de confianza. Predecir en esta país se ha vuelto algo casi imposible, solo resta esperar al desarrollo de las cosas.

El Universal: Capriles acepta ampliación de la auditoría ciudadana decidida por el CNE
El Universal: Capriles acepta ampliación de la auditoría ciudadana decidida por el CNE

De la definición de “cara ‘e tabla” y “boleteo” a cómo se blandea la impunidad públicamente

Hoy, estaba conectada a Facebook como lo hago diariamente. De repente un mensaje *bloom* se apareció en una ventanita al costado inferior derecho de la panatlla. Al principio no me sorprendió el mensaje, pero luego me indigné al leer por segunda vez el abuso con el cual, a costillas de los necesitados, se lucra la gente; además a punta de fraude, sobornos, y otras ilegalidades.

imageRotate

Esto fue lo que Daniel Álvarez, o al menos ese es su nombre en Facebook, me escribío en la tarde de hoy:

No conozco a este hombre, ni siquiera sé por qué lo tengo agregado a mis amigos en FB; pero hoy, así de la nada me ofrece un “negoción”.  Sin dudarlo, tuve que preguntarle como era la cosa y esclarecer en la medida de lo posible lo que él me estaba ofreciendo.

¡Discuuuulpame! ¿Cómo que “consigues la carta de damnificado? ¿Cómo que me firmas “una garantía” de que recibiste mis reales? O sea que me vas a dar una prueba de que te estoy pagando por algo ilegal y que tú me lo estás recibiendo.
Eres funcionario público y estás en tremendo guiso en complicidad con un coronel
Le quedan dos apartamentos, pago ahora y me la dan en junio o julio del año que viene
La cadena del fraude…
Claro, discúlpame… uno no puede andar con tanta plata por las calles de Caracas, Te deposito, tipo tranquilazo… no es como si estuviera haciendo algo malo para pagarte a escondidas.
¡Triple boleta! ¡Cómo que mandaste una cadena!
De paso me da su número y PIN
Claro, menos mal… no es que esa gente damnificada necesite un apartamento más urgentemente que cualquier otra persona

Esto no es justo. Para nada justo. Cuántas protestas de reales damnificados no han trancado la ciudad en numerables ocasiones para pedir respuesta del gobierno. Esto es asombroso, Daniel Álvarez hace esto de manera rampante y sin remordimientos porque sabe que no le pasará nada, nunca pagará ante la ley porque, en primer lugar, trabaja en una institución pública (no sé si será rojo rojito o solamente es un delicuente abusador que se mete real de la desgracia ajena), la justicia en Venezuela es ciega, sorda, muda, bruta y en coma; y en tercer lugar ese “trabajo con el coronel” significa que al lo mejor es intocable al pedirle a su jefazo algún “favorcito”. Yo no sé si sera verdad que este hombre trabaja en el Ministerio Popular para la Defensa o si de verdad ofrece estos apartamentos; pero si solo quería robarme mi dinero es igual de trágico.

Este hombre jamás me preguntó algo para asegurarse de que realmente estaba interesada. Nunca mostró desconfianza ni temor al hablarme; todo lo contrario: total confianza. Qué cara ‘e tabla.

Crónica de unos comicios anunciados… pero de resultados contraproducentes

7-O: Desde adentro del Comando Venezuela. Derrota en las elecciones presidenciales no representa la pérdida del país

Andrea Rebolledo

El peso de una semana  ardua de trabajo no permitió que las dianas itinerantes por la autopista Francisco Fajardo interrumpieran mi sueño. Por primera vez durante comicios venezolanos,  el cansancio mental no dejó espacio para la ansiedad y el nerviosismo. A las cinco de la mañana en punto resonó la alarma, justo como la había ajustado. A la vezun camión que chillaba “Chávez, corazón del pueblo” se paseó por la avenida Teherán, violando la norma electoral.

A través de calles grises y un cielo azul frío, caminé de la mano de mi madre hasta nuestro centro de votación. Eran las seis de la mañana cuando me encontré con el resto de mi familia, quienes hacían cola desde las tres de la madrugada. Nuestro puesto se alejaba a pocos metros del portón verde del Colegio La Aplicación en Montalbán. Pocos minutos después, la cola comenzó a avanzar lento pero consistente. Me adelanté para saludar a unos vecinos de la comunidad cuando escuché a una señora que gritó jadeando: “¡Mesa cuatro, mesa cuatro! ¡La mesa cuatro está vacía!”. Reaccioné con un pequeño brinco y apuré el paso mientras repetía “Mesa cuatro… mesa cuatro” a los militares del Plan República, quienes ostentaban un tono de piel un tanto oliva, similar al color de sus uniformes.

Mi familia y yo después de votar

Ejercí mi derecho y deber al voto en menos de 15 minutos, no me sorprendió la rapidez, la eficiencia de los miembros de mesa,ni la calma y paciencia de las personas, porque todo estaba sucediendo tal como nos prometieron Leopoldo López, Enrique Márquez y Vicente Bello en los medios de comunicación.

Salí del centro de votación y pude ver a un pequeño grupo de cinco personas con sendas listas de “uno por diez”, llamaban con claradesesperación e insistencia por sus celulares, los cuales dudé que fueran vergatarios.

Fuera de mi centro electoral, personas con listas 1×10

Paso restringido

A las diez de la mañana llegué al Centro Cultural Chacao, en el cual se había instalado la gran sala de prensa para los periodistas criollos e internacionales. Un fuerte cordón de seguridad me impidió el paso a pesar de todas mis prudentes credenciales. Hice unas cuantas llamadas para resolver el inconveniente, miré por unos minutos la enorme pantalla desplegada en las puertas del Centro, el alto toldo que cubría la calle, las ambulancias a un lado de la acera y en cuanto volteé la mirada, la figura grande y redonda del director de protocolo, Carlos Delgado, me abría paso por las rejas mientras hablaba por un pequeño radio negro en el cual resonaba claramente  ruido de interferencia.

Mi credencial

Dentro del teatro, como en el día anterior, figuraban unas pocas cámaras de televisión y contados periodistas foráneos con sus laptops y tabletas en los cuales escribían sin descanso mientras cubrían el acontecer histórico, que a pocas horas llegaría al gran punto decisivo. Poco tiempo después, se retrasaba una rueda de prensa sobre las tablas del teatro: Leopoldo López se paseaba de un lado a otro esperando a que Johan Merchán, su encargado de prensa, le avisara cuando reaccionara una de las señales de microondas.

Set para ruedas de prensa en el Teatro de Chacao

S-2, al fondo y a la izquierda

Bajé los dos sótanos de oficinas y cubículos naranjas enmarcados por grandes paredes de cemento, el olor fresco del rígido material delató la novedad de las instalaciones. Nuestra “Sala de vocería” era recorrida por una larga mesa invadida por una maraña de cables y pantallas de computadoras, diez sillas rodeaban la isla negra con una larga cola blanca que cubría otro mar de instalaciones eléctricas que recorrían el piso debajo de la mesa. Frente al mesón, veíamos dos pantallas grandes y planas que sintonizaban Venezolana de Televisión y Globovisión respectivamente.

A las 11 de la mañana se nos ordenó tener al diputado Miguel Pizarro en el teatro, él sería el abanderado para dar una primera rueda de prensa haciendo un llamado al voto. Nos encargamos de la difícil negociación con los miembros del equipo de seguridad para que dejaran pasar a diez jóvenes sin credenciales que acompañarían al diputado en tarima durante su alocución. Una escuálida compañía se dibujó en las pantallas de la televisión nacional que transmitieron la rueda de prensa en vivo y directo. Juan Requensens, Brian Fincheltub, Roberto Patiño, Diego Scharifker y Ángel Medina relucían entre otros pocos rostros desconocidos. A pesar de todo la primera misión se había cumplido.

La sala de vocería

El centro de Latinoamérica por un día

Los alrededores del teatro comenzaron a colmarse, cada vez más periodistas ingresaban al Centro Cultural. Pasadas la una de la tarde, mi equipo y yo nos sentamos en un lounge, de muebles blancos y mesas bajas,a almorzar frente a nueve pantallas de televisión colgadas entre pendones que dibujaban gigantes, varios “7-O”. Ojos internacionales muy diversos cubrieron un día de la coyuntura histórica de Venezuela, en el medio de la cortina de pantallas brillaba Globovisión, y en sus periferias se transmitían Caracol, CNN en español, Telesur, VTV, Venevisión, NTN 24 y RCN.

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

A las 3 de la tarde, nos encargamos de una nueva rueda de prensa lideraba por Roberto Patiño, esta vez tuvimos la tarea de movilizar a unos cuarenta jóvenes, entre ellos Arturo Senior, David Smolansky y Freddy Guevara. Esta vez contamos con la ayuda de Américo Orsi, comisionado de la vocería de Fuerza Joven. Un mejor desempeño y escenario se desenvolvió en las transmisiones de los medios. Las gradas del teatro estaban más llenas que antes con profesionales de la comunicación.

Durante las siguientes dos horas me mantuve en las oficinas en aquel subsuelo de concreto. Las señales telefónicas eran casi nulas pero teníamos una endeble conexión a internet en las computadoras. Descansé un poco y revisé las redes sociales, en las cuales brincaban de un lado a otro proyecciones de encuestas y resultados de diversos exit polls. Al menos en la red, la mayoría daba como ganador a Henrique Capriles Radonski con un pequeño margen de ventaja.

Elizabeth Pérez, coordinadora de vocería, se comunicó con nuestra jefa, Larissa Patiño, quien se encontraba reunida en el comando de campaña en Bello Monte. Después de tanta insistencia, Larissa nos comunicó: “Vamos arriba con dos puntos, pero aún falta para que se termine la jornada. Vamos a ver”. Había estado todo el día reunida a puerta cerrada, activé mi sospechas.

A diferencia de mis compañeros, abrumados por las cadenas de PIN y las llamadas incesantes de familiares y amigos, agradecí que en aquella tumba apartada mi celular se convirtiera solo en dispositivo que me anunciaba la hora. Asistimos a la rueda de prensa de Armando Briquet, jefe de campaña del Comando Venezuela, y posteriormente vi por televisión las declaraciones de Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, desde el mismo pódium.

Perpetum mobile

Ya a las seis de la tarde tuve que mantener el cuerpo en movimiento constante para evitar que se rindiera al cansancio, temí que los ojos no me respondieran y se cerraran por sí mismos. Más tarde, pasaban por televisión a Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral, anunciando el cierre de las mesas, a excepción de las que aún tuvieran electores en cola.

Hice innumerables rondas alrededor del Centro Cultural sin un destino fijo, subía y bajaba escaleras, periodistas, camarógrafos, voluntarios, antenas, cámaras y micrófonos pasaban frente a mí en un baile desastroso. Seguramente desde una visión alta nos veríamos como un montón de hormigas. Pero por ningún lado veía ninguna señal de políticos ni voceros del Comando, en una esquina el diputado a la Asamblea Nacional, Miguel Ángel Rodríguez, y en otra la diputada al Parlamento Latinoamericano, Delsa Solórzano. Mala señal.

Pasadas las siete de la noche nos reunimos en el búnker, Francisco Márquez, nuestro productor de líneas y mensajes discursivos, había recibido un mensaje de la sala de totalización de Roberto Picón, coordinador nacional de análisis y seguimiento del Comando, el cual decía que Hugo Chávez iba ganando las elecciones por cinco puntos a solamente treinta por ciento de votos escrutados.

Parte del equipo

Una ola de pesimismo se apoderó del equipo, y nos reunimos a las puertas del Teatro de Chacao para colaborar con protocolo en cuanto al manejo de los periodistas. Anunciaron una falsa rueda de prensa para mantener bajo control a la inmensa cantidad de medios presentes. Entramos a las instalaciones y tomamos asiento en las impecables butacas carmesí, estábamos rodeados de una infinidad de argentinos, españoles y colombianos en su mayoría.

A los pocos minutos, recibimos un mensaje de nuestra jefa, Larissa Patiño, quien aún se encontraba reunida en el Comando: “Amigos, hemos perdido las elecciones, ha sido un placer trabajar todo este tiempo con ustedes. El esfuerzo y trabajo no quedará en vano. Debemos acompañar al candidato”. Poco reaccioné ante este mensaje; al parecer, ya todo el que perteneciera al Comando Venezuela estaba enterado de los resultados. Tratamos de disimular nuestros sentimientos para seguir apoyando a los periodistas extranjeros, quienes muy animados, nos expresaban su apoyo y afirmaban la segura victoria Capriles.

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Explosiones y lágrimas

Pasadas las nueve de la noche, Tibisay Lucena, anunció los resultados de las elecciones presidenciales 2012, la silla caliente era disputada por Henrique Capriles Radonski, y el actual presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez frías. Nos mudamos al loungue una vez más, para presenciar la exposición de los resultados, rostros felices y llenos de esperanza nos rodearon, mientras nosotros fingíamos una seriedad sepulcral.

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

En cuanto se dijo la victoria, por tercera vez, de Chávez, un suspiro unánime de decepción hizo eco en el Centro Cultural de Chacao, los flashes venían de todos lados, era un festín para los reporteros gráficos. En segundos, una enorme flor de colores se erguía en el cielo a pocos metros del teatro. Fuegos artificiales explotaban en las cercanías. El cielo se pintó de estrellas rojas intermitentes.

Bajamos a nuestro sótano por última vez, para reunirnos y recibir instrucciones Nuestra jefa, Larissa, entró por la puerta de vidrio con lágrimas en su rostro. Nos abrazó uno por uno sin mediar palabra. Cuando llegó mi turno no pude evitar contagiarme de tristeza y decepción. Habíamos perdido después de tanto trabajo.

Líder consolidado

El teatro de Chacao parecía todo menos el comando de campaña del candidato perdedor, la cantidad de gente se triplicó en horas. El edificio naranja parecía contener el público en la premier de una obra famosa y multimillonaria. Muchos se sentaron sobre la alfombra y escaleras de los dos pisos que constituían las butacas.

Solo encontramos puestos frente a una barrera impenetrable de cámaras de televisión, era como un gran muro negro inmovible. Me senté frente al escritor Willy McKey, mientras veía entrar, para incorporarse en el grupo de los perdedores no derrotados, al periodista Kico Bautista, el político Carlos Vecchio; la gobernadora encargada del estado Miranda, Adriana D’Elía, los diputados Ismael García, Miguel Pizarro, Ricardo Sánchez y el alcalde metropolitano Antonio Ledezma.

Cómo un alud, los gritos de admiración y aplausos comenzaron a sonar. El público se puso de pie mientras una silueta tricolor subía al escenario, animoso y enérgico. Henrique Capriles Radonski conquistó el espacio, su sola figura se apoderó del lugar y sus palabras llenas de humildad y sinceras esperanzas provocaron más lágrimas en los ojos de muchos de nosotros. El mejor discurso que ha dado en su vida política lo pronunció entre los afortunados asistentes, quienes nos quedamos firmes para reiterar nuestro apoyo. No fue un discurso de derrota, sino de fe y compromiso. Nos recordó que el trabajo hecho no fue en vano, que todavía quedaba mucho por recorrer del camino que comenzamos a construir juntos.

Foto: Gil Montano /Reuters

Muchas veces aplaudimos, gritamos, y lloramos durante esas frases frescas de aliento. Pero nunca tomamos asiento. Fue mucha la admiración ante aquel hombre que había recorrido Venezuela tres veces en tres meses. A lo lejos, se asomaron tímidos los rostros lacrimosos de Teresa Albanes, Leopoldo López, David Uzcátegui y Mónica Radonski de Capriles.

 Pantalla acuosa

Mi cara llorosa no pasó desapercibida, tenía puesta una franela con grandes letras que dibujaban “Comando Venezuela, elecciones presidenciales 2012”. Fui víctima de muchos camarógrafos que sin disimulo tomaron fotografías, fue entrevistada por algunos periodistas de prensa internacional. A mi alrededor aún transitaban medios paisanos de Latinoamérica como las peruanas América Televisión y ATV, la argentina Telefé, la colombiana Noticias Caracol, la ecuatoriana Ecuavisa y la boliviana Megavisión.

Fui abordada por una periodista y un camarógrafo argentinos, quienes tomaron mis declaraciones. Dupliqué con mis humildes palabras el discurso que acababa de dar nuestro candidato delante de tal fiel concurrencia. La mujer rubia y de ojos azules me preguntó qué papel desempañaba yo en el equipo,  con gran orgullo y con una sonrisa le dije: “Soy periodista del Comando Venezuela”, a lo cual me respondió; “Gracias, hablaste muy bien”.

Otro archivo olvidado y polvoriento

Hice esta entrevista en el 2009. Para ese entonces trabajaba freelance para una revista poco conocida (muy poco); y ni siquiera supe si salió publicada. Aun así creo que ha pasado suficiente tiempo para exponerla por acá, ya que recientemente me encontré con algunos fantasmas en los documentos olvidados de mi computadora.

El joven detrás del músico

El cantautor venezolano Víctor Muñoz demuestra que su trabajo musical es producto de su preparación en combinación con las querencias de sus fanáticos. El joven, fanático del voleibol y quien una vez quiso ser ingeniero expresa que su trabajo, haciendo y componiendo música, apenas está empezando

El compositor e intérprete venezolano, Víctor Muñoz, comenzó su carrera musical desde los 5 años de edad; ahora con 26 años es diestro en la guitarra, el cuatro, el teclado y posee una voz que ha conquistado géneros como la balada, la salsa y el pop.

Muñoz cuenta con dos producciones discográficas tituladas “Víctor Muñoz” del 2004 y “Minutos” del 2007. Con su último trabajo ha conquistado el ambiente musical venezolano y ha escalado la palestra musical, en los que destacan: “Tu guardián” y “Calle luna, calle sol”. La versión de “salsa brava”, interpretada originalmente por Héctor Lavoe en 1973, es el tema principal de la popular telenovela del mismo nombre protagonizada por Mónica Spear y Manuel Sosa.

El joven músico, con aire fresco y atrevido, es un representante agraciado de la generación ecléctica y sedienta de música original que impera en las calles venezolanas. Muñoz arriba inmediatamente después de otra entrevista radial con un atuendo juvenil y unos lentes de sol que cubren gran parte de su rostro. A pesar de su apretada agenda y agitado ritmo de trabajo, con una gran sonrisa característica relata la historia de su infancia y cómo da paso a la tradición musical a la cual su familia se ha tenido que ajustar.

Las vueltas que da la vida

Es harto conocido el camino profesional de Muñoz, desde sus tempranos recorridos musicales hasta los pasos más recientes de su carrera. El cantautor, retira sus lentes oscuros y con una sonrisa que nunca expide, revela que la iniciativa de una vida rodeada de instrumentos y sonidos rítmicos fue una decisión autónoma y muy temprana.

“Mis padres me inscribieron en cursos desde muy joven y se dieron cuenta que en lo que más me destacaba era en la música. De allí en adelante, yo insistía que quería continuar en las clases —comenta—. Mi mamá me preguntaba en qué actividades quería participar y yo decía música, fútbol y natación. La música siempre ha sido lo primero para mí.”

Posteriormente, Muñoz confiesa sus otros intereses que, a pesar de forman una parte importante de su vida, no interfirieron con su carrera profesional.

“Yo no fui músico para pretender ser un cantante famoso. Aunque desde pequeño la viví, siempre quise ser ingeniero. Cuando niño recuerdo que había una computadora en la casa, y el único que sabía usarla de toda la familia era yo, sólo tenía 7 años —continúa—. Al cursar el séptimo semestre de ingeniería en la universidad, me di cuenta que realmente no era mi vocación; aunque siempre me ha gustado la tecnología. Ahora que la música se nutre mucho de los avances electrónicos, disfruto trabajar con la computadora y softwares para complementar mi faena musical.”

El artista se debe  sus fans

Ya es conocido que Víctor Muñoz expresa abiertamente que su inspiración se debe a sus fanáticos. La cantidad de sus seguidores sobrepasan fácilmente la suma de diez mil personas, sólo entre sus páginas en Internet.

“Disfruto muchísimo lo de los fans. No hay nada más bonito que poder ver y experimentar el cariño de la gente que te apoya—prosigue—. Mantengo contacto con los fanáticos siempre que puedo; a veces llego a mi casa a las 3 de la mañana, igualmente me conecto a Internet rápidamente, contesto los saludos que puedo y luego me acuesto dormir.”

El intérprete continúa con la sonrisa que lo caracteriza: “Me encanta tratar con las fans. A mí no me gusta tratar mal a nadie, por eso intento compartir lo que pueda con las personas que disfrutan de mi trabajo. Si quieren una foto o un autógrafo soy feliz de dárselos, y siempre trato de conversar un rato con las fanáticas.”

Manos a la obra

Con una nueva producción en el horno, Víctor Muñoz está trabajando arduamente para  impulsar aún más su carrera. Igualmente comenta que su música además se debe a la influencia de muchas y distintos estilos y grupos, incluso internacionales.

“Mi trabajo es componer, y actualmente estoy escribiendo más que nunca. Pronto estará en la calle mi próximo trabajo, el cual, muy probablemente, grabemos a final de este año. Dependiendo del ánimo puedo adelantar cómo resultará una canción—acota—. Hay días que mi musa está ausente; en esos casos prefiero decirme que reconozca que lo que estoy escribiendo no está quedando como quiero y que mañana será un nuevo día.”

Muñoz expresa con orgullo que su música es producto de la influencia de numerosos artistas, incluyendo los exportados: “Tengo un montón de influencias, desde los venezolanos Ensamble Gurrufío, hasta Michael Jackson y Mariah Carey. Yo escucho de todo, salsa, baladas, reggae, ska; suelo agarrar pedacitos de todos los estilos de música y tomar ideas para mis composiciones. Pero mis discos siempre tienen principalmente mucho de mi personalidad.

Muñoz no teme a incursionar en otros géneros musicales, ha participado en presentaciones con Franco y Oscarcito y no descarta la posibilidad de alguna vez hacer algún tema de reguetón. “Me gusta la música en todas sus expresiones. La amo de cualquier manera”, dijo.

El compositor venezolano expone con emoción que le gustaría colaborar musicalmente con un gran número de artistas de la talla de Olga Tañón, el trío mejicano Reik, el dúo Sin Bandera, el trío pop Camila, Franco De Vita, Ricardo Montaner y Juanes.

Nueva tradición familiar

El compositor de 26 años ha demostrado una constancia impecable en la industria musical, eso lo demuestra su experiencia y su trabajo actual. Muñoz resalta que aunque ame la tecnología y sea gran fanático del voleibol, ha elegido la música como forma de vida.

“Recuerdo que mi madre me incentivaba en cualquier tipo de actividad que emprendía. Pero cuando le hice saber mi decisión de tomar la música como carrera profesional no se mostró muy segura. Conmigo nació una nueva tradición musical en mi familia; y creo que todos se han tenido que adaptar a ella —insiste—. Hasta mi hermana menor tiene un proyecto musical en Estados Unidos. Belén Zamantha tiene una propuesta muy interesante. Y además, mi hermana es hermosa”, finaliza entre risas.

Resumen: Idea y Vida del Reportaje

Introducción

                        En su libro Idea y Vida del Reportaje (2003), Eduardo Ulibarri  define el reportaje de la siguiente manera: “es el resultado del esfuerzo por definir un tema, investigarlo, desmenuzarlo, recomponerlo y presentarlo al público”. Sin embargo, Álex Grijelmo en el libro El estilo del periodista (2001) ofrece una definición más amplia de este género, que puede contribuir al desarrollo de un reportaje: “el reportaje es un texto informativo que incluye elementos noticiosos, declaraciones de diversos personajes, ambiente, color y que, fundamentalmente, tiene carácter descriptivo” (2001, p. 65).

                        En este trabajo analítico-práctico se pretende conocer qué es y cómo está formado o, mejor aún, cómo se puede desarrollar un reportaje según las explicaciones del periodista Ulibarri en su obra Idea y Vida del Reportaje (2003), género amplio que permite conjugar la realidad con la creatividad para investigar a fondo un tema según diferentes puntos de vista, es decir, indagando y contrastando diversas fuentes que posean conocimientos sobre el hecho a desarrollar y así presentar las variantes de un mismo tema.

                        Sin embargo, la finalidad de estas lecturas no es sólo quedarse con la teoría; por el contrario, busca poner en práctica los conocimientos teóricos; y es allí donde la obra de Daniel Samper, abogado y master en periodismo, ayuda a entender mediante cuantiosos y diversos reportajes de diferentes autores las diversas formas de escribir un reportaje; además a las herramientas para clasificar cada reportaje en una tipología, según sus entradas, cuerpos y cierres.

                        Todas las etapas del trabajo, desde la lectura de la teoría hasta la lectura de los reportajes son relevantes para poder comprender las variantes de este completo género periodístico que da cabida a infinidades de temas; con el único requisito de la vigencia en el contenido.

                        Las posibilidades para redactar parecen infinitas, dependen mucho de la habilidad y el olfato del periodista, lo que sí queda claro es que la investigación exhaustiva es una parte importante del reportaje. A diferencia de la noticia, que se basa en hechos, el reportaje tiene como base los enfoques humanos de los hechos, los protagonistas, los testigos. Y a, diferencia de la crónica, el rigor de la investigación, los datos, las fechas, deben ser evidentes y claras en un reportaje.

Análisis teórico- práctico del reportaje en las obras de Ulibarri, Eduardo y Samper, Daniel

                        Ulibarri (2003, p. 16.) en su libro Idea y Vida del reportaje le  asigna mucha importancia, ¡en sus primeras páginas, a la noticia como género que puede dar pie a un reportaje; ya sea por la trascendencia de la misma o porque en el momento en que ésta ocurrió no hubo el tiempo o material necesario para desarrollar un texto más amplio sobre el tema. Generalmente, de los hechos noticiosos surgen los temas para los otros géneros periodísticos: la crónica, el editorial, el artículo, la entrevista, el análisis, la columna, la interpretación.

                        Eduardo Ulibarri (2003, p. 16.) señala los aspectos que constituyen la noticia y los que constituyen el reportaje:

  1. Ámbito: en la noticia se refiere a los hechos, acontecimientos, sucesos… del hecho acontecido y en el reportaje, el ámbito va a depender del enfoque que el periodista le de al hecho que se propone investigar.
  2. Propósito: el propósito de la noticia es informar; “no hay noticia si no se da a conocer algo que ha ocurrido”  Ulibarri (2003, p. 17) y el propósito del reportaje es el interés por el desenvolvimiento, las relaciones, explicaciones, indagaciones de causas… del tema a desarrollar.
  3. Razonamiento: en la noticia constituye “la pirámide invertida”, es decir, seleccionar qué es lo más importante; “al percibir, seleccionar y jerarquizar, el periodista introduce cuotas de subjetividad” Ulibarri (2003, p. 31.). Aunque la intención del periodista no es mostrar un hecho de forma subjetiva, hay quienes consideran que desde que éste hace la escogencia del tema, selección de lo que va a mostrar al lector y de cómo lo hará son decisiones subjetivas que persiguen mostrar lo más objetivamente posible un determinado tema o hecho.

Según, Daniel Samper Pizano en su obra, Antología de grandes reportajes colombianos, dice: “la objetividad se puede entender en dos sentidos: como una búsqueda de la verdad o como un total apartamiento emocional e ideológico del periodista frente a la noticia” (2001, p. 30). Para Samper Pizano, la segunda parte de esta afirmación es imposible de lograr porque son decisiones del periodista; de igual forma, Oriana Fallaci, reportera italiana, dice: “Odio la palabra objetividad. Siempre uso las palabras honesto y correcto” (Fallaci 1975/2001 p. 31); esta afirmación revela que nunca se puede ser totalmente objetivo, pero lo que sí se puede hacer es buscar un equilibrio en la información.

En los reportajes, todas las técnicas de las que se vale el periodista para dar a conocer lo ocurrido; al poder seleccionar el tipo de información, las opiniones de los otros, etc.se pueden considerar como opinión del periodistas ya que constitutyen decisiones subjetivas; aunque esto no quiere decir que da su opinión directamente.

  1. Fuentes: en la noticia, las fuentes son escasas porque son sucesos más inmediatos, a diferencia del reportaje que las fuentes son múltiples.
  2. Sentido de actualidad: en la noticia el sentido de actualidad está ligado a la proximidad entre la ocurrencia de un acontecimiento y su divulgación en los medios; la actualidad no tiene ver, en la noticia, con el hecho ocurrido sino con su transmisión en los medios. En cambio, en el reportaje, se refleja en determinado hecho aunque éste no sea reciente; la actualidad tiene más que ver con la vigencia del tema.
  3. Recursos expresivos: en la noticia únicamente es la narración y el reportaje es más flexible, se vale de la narración pero también utilizando la descripción, recursos literarios… es una fusión de todos los géneros.
  4. Extensión: la noticia es breve y el reportaje es mayor que los demás géneros periodísticos porque en él se incluyen elementos de estos últimos, para hacer mucho más completa y descriptiva la narración del hecho.

                        Según Ulibarri, los pasos para hacer un reportaje son ocho:

  1. La idea: es la capacidad perceptiva del periodista para identificar temas de interés, relacionar datos, organizar la información de forma creativa y así, hábilmente, dar origen a un reportaje.
  2. Propósito: es problematizar un tema para desarrollarlo de forma tal que le busque una solución a quienes afecta de forma directa, es decir, tener un fin. “Todo reportaje ha de estructurase con una intención. Las posibilidades teóricas son inmensas: críticas, explicativas, exaltatorias (sic), biográficas, cronológicas…”, Grijelmo (2001, p. 65).
  3. Enfoque: “es la idea concretada gracias a los propósitos que hemos desarrollado a su alrededor” (2001, p. 53). Aquí es cuando se formula la hipótesis; sin embargo, a diferencia de una investigación científica, en el reportaje puede plantearse como una interrogante; en esta etapa se busca definir qué se va a investigar.
  4. Investigación: es la búsqueda de información con base en cierto método. El periodista tiene acceso directo a las fuentes de información para fundamentar su enfoque.
  5. Selección: se trata de decidir qué se va a dejar fuera de todo la información recopilada; no es buscar más información e incluir todos los datos que sustenten la información presentada, para finalmente agregar todo lo accesorio que da vida y color al reportaje.
  6. Razonamiento: es poder relacionar toda la información de forma racional y crítica, para dar cuerpo al reportaje separándonos emocionalmente de nuestro tema; a diferencia, de lo afirmado por Daniel Samper: “toda noticia, todo reportaje, está lleno de decisiones de tipo personal del periodista, que van desde la escogencia del tema hasta el instante que incluye un material, margina otro y organiza el otro en una forma determinada” (2001, p. 30).
  7. La confección o armado: comprende cuatro aspectos: el lenguaje, estructura, estilo y tono; todos dependen del medio en el que se transmitirá la información. Y los dos últimos (estilo y tono) dependen del toque personal del periodista.
  8. La presentación: tiene que ver con la diagramación, los efectos especiales y todo lo que ello implica.

                        Todos estos pasos se pueden sintetizar en tres grandes etapas:

  1. Definición y selección temática.
  2. Indagación y consideración del contenido
  3. Publicación.

                        Ulibarri (2003) explica en su texto la importancia trascendental de la fuente viva, no sólo en el reportaje, sino el cualquier género periodístico. “Los seres humanos constituyen la fuente más importante del periodismo y, en general, de las ciencias sociales. No importa de quiénes se traten” (p.84), “la gente guarda una enorme cantidad de información y gran parte del contenido de los medios” (p.85).

                        Las fuentes se pueden dividir en: generadores o protagonistas de la información, participantes; voceros, quienes abundan en el mundo institucional y, aunque no tienen el mismo peso que los generadores, sustituyen a los autores en nombre de ellos mismos; observadores o testigos, hablan de lo que captaron con sus sentidos sin querer ser voceros oficiales, esta fuente es excelente para enfrentar versiones o cuando los protagonistas de un hecho no quieren declarar; y los expertos o intérpretes, gracias a su marco conceptual pueden explicar situaciones,  explorar o especular sobre sus consecuencias. El autor explica que aunque las fuentes vivas tienen mucha importancia dentro del papel periodístico, siempre es bueno contar con otro tipo de fuente para verificar o contrarrestar la información que ya se tenga producto de las personas a las cuales se ha recurrido.

                        Dentro de la etapa de investigación de Ulibarri, explica los métodos de investigación que pueden ser la entrevista, la encuesta y las sesiones de grupo, la observación y participación, y el análisis de documentos.

                        El resto del texto de Ulibarri se encarga de analizar la entrada, el cuerpo y el cierre de los reportajes; aunque también destaca que hay una parte importante dentro del reportaje que son las transiciones, que buscan enlazar de forma atractiva y coherente todo el texto.

                        La entrada tiene al menos cinco objetivos fundamentales: atraer la atención del lector, crear un interés por su contenido, avivar el deseo de información, suscitar a la acción de seguir leyendo y aportar algunas sugerencias sobre el contenido del reportaje, básicamente, la entrada busca atraer al lector; hacer que se interese por el reportaje.

                        El cuerpo es la sustancia del reportaje y se estructura mediante bloques, siguiendo el principio “de identificar las partes que componen una situación, desarrollar cada una de ellas haciendo uso de los elementos de contenido que hemos logrado recopilar, concatenarlas según la relación que guarden y facilitar esta unión mediante el uso de transiciones” (2003, p. 193).

                        El cierre es el camino final al que llevo todo el reportaje. Es importante porque durante la entrada y el cuerpo se ha llevado de la mano al lector y en esta última etapa, el cierre es: “debe ser el final lógico del camino que juntos emprendieron autor y lector. El cierre completa el artículo. Es su tiro de gracia” (2003, p. 260).

                         En el texto Antología de grandes reportajes colombianos de Daniel Samper Pizano (2001), se expone un conjunto de reportajes que, según el autor, conforman una selección de los mejores trabajos de profesionales colombianos. En el prólogo, Samper advierte que el reportaje es un hijo moderno de la crónica y la entrevista, influenciado enormemente por el cine.

¿Es o no es reportaje?

A pesar de que claramente Eduardo Ulibarri señala que los tipos de entradas son múltiples y las combinaciones ilimitadas, él hace mención de algunas:

  • Resumen: son el tipo de entrada que de una vez, al inicio del texto, dan a conocer al lector el tema completo del reportaje.
  • Sumario: es una relación de hechos distintos en una lista o secuencia de puntos que sugieren como está desarrollado el texto.
  • Narrativas: atraen al lector con un relato que le dé ansias de conocer más sobre el tema, es decir, primero se usa un elemento interesante que funcione como imán.
  • Descriptivas: método que permite atraer al lector mediante la descripción de personas, objetos, paisajes, ambientes; ya que usualmente permiten imaginarse la historia mentalmente de forma más específica a lo que se cuenta.
  • Contraste: generalmente, cuando se tratarán situaciones contradictorias, es buen recurso el contraste porque no indica ninguna posición (a favor o en contra) del escritor con respecto al tema.
  • Pregunta: la pregunta que introduzca un reportaje debe ser clara y precisa; ya que frecuentemente buscan atraer al lector porque la finalidad última de todo este tipo de relatos es ofrecer una respuesta.
  • Apelación directa: método que le permite al periodista imaginarse que tiene al lector como interlocutor y se dirige a él usando la segunda persona; usted o tú, casi siempre se utilizan cuando se quiere instruir sobre algo.
  • Citas: se utilizan cuando se tiene una declaración atractiva que puede enganchar al lector, pero ésta debe dar sentido general al tema a desarrollar.
  • Deductivas: consisten en pasar en un tema de lo macro a lo micro, de lo abstracto al detalle.
  • Parodia: es apelar al humor en tono de burla, ironía o simple imitación que por lo general llaman la atención del público.
  • Suspenso: considerado como gran aliado porque suelen atrapar y retener a los lectores porque desean satisfacer la incógnita que se les presenta al comienzo.
  • Simbólicas: es usar determinadas figuras, imágenes, símbolos para representar la realidad; el uso de símbolos puede dar más interés.

Como ejemplo de las entradas narrativas podemos encontrar los siguientes reportajes:

  • El día en que llovieron plátanos. Ernesto McCausland Sojo.
  • En Bogotá murió un estudardo. Álvaro Pachón de la Torre.
  • El “Zipa” Forero se lanza al ruedo. Germán Pinzón.
  • Caracas sin agua. Gabriel García Márquez.
  • El día en que envenenaron a Chiquinquirá. Daniel Samper Pizano.
  • El cerco de la guerrilla en Anorí. Héctor Rincón.
  • “Palomo” porla Candelaria.GonzaloCastellanos.

La entrada de estos reportajes atrae a los lectores porque comienzan contando algo que ya sucedió y que desencadenó otra serie de acontecimientos, que luego son desarrollados en el cuerpo de los mismos. Aunque todos están considerados como narrativos, también se puede hacer una excepción en cuanto a “Palomo” por La Candelaria; ya que en éste su autor, Gonzalo Castellanos hizo uso de varios recursos para su entrada como lo son: el simbolismo, la cita y la antes mencionada narración.

“… hay una especie de agujero con un zapatero remendón adentro.

`Palomo` lo miró fijo, se frotó las manos y exclamó con ánimo:

– ¡Uyyyuuuuyyy… Pero si ese se parece a mi maetro Pedro, el de Linares!

Fue ayer durante un paseo por el castizo barrio de La Candelaria con Sebastián `Palomo` Martínez Linares, hijo de Carmen y Miguel…”

Obras y entradas:

  • San Pablo, pueblo tomado. Henry Holguín. Entrada descriptiva.
  • La vida en el circo. Antonio Montaña. Entrada contraste.
  • Septiembre sangriento en Chile. Enrique Santos Calderón. Entrada resumen.
  •  El entierro de Neruda. Plinio Apuleyo Mendoza. Entrada narrativa.
  • Reportaje a la mamá. Emilia Pardo Umaña. Entrada de cita.

El primer reportaje del libro de Samper corresponde al trabajo de Eduardo Castillo, el cual narra una entrevista realizada al periodista Luis Cano. Según la teoría de Ulibarri (2003) este texto no entraría en la clasificación tradicional de reportaje. El texto narra al periodista que se dirige a hacer una entrevista, luego presenta la trascripción de la entrevista, y termina con un poema, lo cual, a tono personal, no es un final muy conciso.

El siguiente reportaje de la antología es la aparente entrevista a, político Darío Echandía. El enfoque de este reportaje resulta original, ya que se basa en las ideas políticas del personaje y se encuentra redactado de una manera más literaria y amena que el sólo hecho de haber transcrito la entrevista.

Por otro lado, el reportaje de Arturo Abella, comienza con una entrada de pregunta; y el reportaje de Gonzalo Arando empieza con el suspenso, hablándonos de “El corazón de Jesús más feo del mundo” para luego presentarnos un personaje, del cual se desarrolla el reportaje. Especial mención tiene el reportaje de José Joaquín Jiménez, el cual se refiere a las prostitutas; pero lo narra de una manera tan original y literaria que te hace olvidar que en un reportaje, en algunos momentos hace parecer que se lee una novela, y aún así se nota la investigación del periodista.

Conclusión

                        Durante en anterior análisis resultó de gran dificultad identificar las partes, al menos las tradicionales que nombra Ulibarri, en los reportajes de la obra de antologías. Algunas obras las identificamos en un principio como crónicas y meras entrevistas a personalidad, la mayoría de los textos no fueron considerados como reportajes, resultaban de estilo literario, tal vez demasiado para un reportaje, en otros no podíamos ver evidenciada la investigación del periodista, no había datos ni fechas, ni números ni referencias visibles, y los cierres de algunos textos no son considerados como “el tiro de gracia” propuesto por Ulibarri.

                        Para realizar la exposición de las entradas se tomó por sentado que cada uno de los textos expuestos en la obra de Samper Pizano son de hecho reportajes. Aunque hay que tomar muy en cuenta que Samper Pizano en la primer aparte de su trabajo, explica que los reportajes reunidos son una muestra de lo llamado “nuevo periodismo”.

                        Ante la observación de Samper Pizano, se puede explicar la naturaleza literaria de los reportajes de la antología. Dado esta característica de relevancia, se puede explicar por qué resulta tan arduo clasificar cada reportaje según las características teóricas de Ulibarri, aunque este autor también deja claro que no existe una receta para escribir un reportaje.

                        Por otro lado, la posibilidad de fusión que tiene el reportaje al poder incluir la entrevista, la crónica y la opinión dentro de su configuración, puede hacer más ambigua la identificación de un texto como reportaje puro.

Entrevista a Yolanda Moreno

Hice esta entrevista en el 2009. Para ese entonces trabajaba freelance para una revista poco conocida (muy poco); y ni siquiera supe si salió publicada. Aun así creo que ha pasado suficiente tiempo para exponerla por acá, ya que recientemente me encontré con algunos fantasmas en los documentos olvidados de mi computadora.

Yolanda Moreno fomenta la danza nacionalista  

“Venezuela es un emporio de tradiciones”

La experimentada bailarina del pueblo venezolano carga con la gran responsabilidad de difundir y fomentar la danza nacionalista en todo el país. El compromiso de Yolanda Moreno hace que sea un gigante entre las caras más reconocidas de las personalidades de la cultura. Rehúsa a retirarse de su labor tras más de un cincuentenario de trabajo en la danza y otras artes

El Colmenar de la Danza se yergue casi a escondidas entre casas anónimas; pero su particular color salmón, hace que la estructura resalte entre las demás viviendas comunes, tal como su dueña. Yolanda Moreno, la conocida bailarina del pueblo venezolano, se mantiene trabajando arduamente en su escuela de baile por la difusión del arte nacional, labor con la cual se ha mantenido constante tras 58 años en la danza nacionalista. Aunque ha sido incansable en su lucha con una carrera artística como estilo de vida, Moreno se rehúsa a retirarse y ahora se dedica a formar nuevos valores en el ámbito nacional.

En una oficina sencilla, de paredes tapizadas con reconocimientos y fotografías de su trayectoria artística, yace el escritorio de Yolanda Moreno, junto a ornamentos folclóricos y revistas de danza internacional. La figura esbelta en negro de la bailarina más amada por los venezolanos toma asiento para discutir nuevos proyectos sobre la danza y el arte nacional.

“El futuro del baile nacionalista está asegurado por seguidores, herederos jóvenes del arte y la danza venezolana. Pero en estos momentos estamos pasando por una terrible crisis”, comenta.

Los héroes del patrimonio

La bailarina del pueblo venezolano reconoce que existe una crisis dentro de la sociedad venezolana que ha afectado el desarrollo cultural nacional. Yolanda Moreno, explica con una tristeza sutil que en Venezuela, la cultura camina solitaria y se debe mantener a sí misma porque carece de apoyo gubernamental.

”Cada día se hace más dificultoso para las agrupaciones de danza, o de alguna otra expresión cultural, organizar algún evento o espectáculo. Afortunadamente, los grupos de danza nacionalistas poseen el fervor y las ganas de bailar —comenta —. Los muchachos de las mismas agrupaciones buscan los recursos para hacerse el vestuario y montar su coreografía, por eso siempre he dicho que la danza está más viva que nunca. Es un trabajo arduo que va en ascenso.”

Ratificando el respeto por lo que hace esta valerosa mujer expresa un profundo amor por la cultura. “Somos héroes. Especialmente los bailarines, quienes cumplen con un  trabajo titánico y creo que debe ser reconocido, porque no cobran un centavo”, acotó

La querida bailarina de los venezolanos se aferra cada día a su labor de enseñanza.  “Cumplimos más de cincuenta años de labor y no puedo abandonar esta obra de tanta envergadura, éxitos, de viajes y de tantas excelentes críticas. Mientras yo tenga un aliento de vida no pienso retirarme”, expuso Moreno con emoción.

Apuesta por la juventud

Yolanda Moreno aferra sus pequeños puños contra el escritorio macizo al referirse a la juventud venezolana. La famosa bailarina nacionalista, hace votos de fe hacia por las generaciones herederas de las bellas artes nacionales.

“Las escuelas de danza son nuestra especialidad, y en cierta forma son nuestro sustento. Las academias tienen un número gigantesco de alumnos; en el interior del país, los aprendices pueden sumar hasta trescientos por escuela. Las artes sirven para encaminar a la juventud a querer su nacionalidad, sus bailes y su música”, Moreno toca madera al referirse enérgicamente de sus alumnos.

“Aunque los muchachos no sigan la danza como carrera —prosigue—, aprenden a querer más el folclor nacional y la disciplina los concierte en mejores profesionales. Este oficio es una cosa hermosa, hace algo tan grande: enriquece al ser humano. Afortunadamente las nuevas generaciones leen mucho, eso me encanta. Todos los días aconsejo a mis alumnos leer mucho, instruirse en el arte para saber apreciarla, criticarla y diferenciar lo de calidad.”

Moreno resalta su admiración por artistas del pasado que pertenecen a la tradición cultural venezolana como Teresa Carreño; y al patrimonio internacional de la danza como el ruso Mikhail Baryshnikov. A la vez, incluye a prodigios modernos de las artes como el joven director de orquesta Gustavo Dudamel quien se ha convertido en  inspiración de los artistas en ascenso.

La bailarina veterana cree que la juventud necesita de modelos a los cuales seguir, personalidades con los cuales se puedan identificar para guiar sus planes hacia el éxito.

Las dos caras de la moneda

En Venezuela existen dos realidades en el movimiento de las artes y la cultura. Yolanda Moreno explica que fácilmente se pueden diferenciar entre el pueblo que se siente identificado con las expresiones artísticas nacionalistas y las personas que cuentan con los recursos para apoyar la danza y las artes; pero que no lo hacen.

“Quiero insistir que Venezuela no es Caracas nada más, Venezuela está en un emporio de tradiciones, de música, de cantantes y de bailarines. Yo ayudo hasta donde pueda, trato de explicarle a la gente que la danza es bella, que está dirigida a todo el mundo, a todos los estratos. Intento dar a conocer los grupos de danza que conozco, que se acercan a mí. Hago lo que está en mis manos”, recalca.

“Al pueblo le encanta la danza, asiste a las presentaciones y a los montajes. Pero hay una porción de la población que prefiere las funciones de artistas internacionales e ignorar la producción venezolana —señala —. Creo que siempre ha existido cierto menosprecio de los venezolanos por lo que hacemos y lo que producimos. No nos damos cuenta que tenemos una gran riqueza espiritual y en el paisaje, porque este es un país afortunado por Dios.”

Moreno relata que en sus giras a Europa, admiraba cómo en otros países los pobladores se veían orgullosos al vestir trajes regionales y tradicionales en sus festivales. Para la bailarina, en Venezuela eso no se aprecia: “Aquí los cantantes de música folclórica prefieren salir en traje de lentejuelas. Tenemos que aprender a querer lo nuestro”, agrega.

Los grandes proyectos de Yolanda

Finalmente, la representante y creadora de la danza nacionalista, conversa sobre sus planes a futuro, entre los cuales destacan una gira nacional y un proyecto de publicación de una antología, en dos tomos, de su difunto esposo, el poeta Manuel Rodríguez Cárdenas.

“Estamos planificando una gira por Venezuela. -comenta- y nos dedicamos a buscar los recursos. Queremos recorrer los estados venezolanos para seguir en la promoción de la danza. Si nos quedamos parados no cumplimos con nuestro trabajo: sobre todo porque en Caracas es muy difícil levantar un espectáculo nuevo”, revela Moreno.

“También estoy concretando la publicación de dos libros que dejó mi esposo. A veces lloro por las cosas tan hermosas que escribía, sus palabras están llenas de poesía. Él era un hombre grande como escritor, haré hasta lo imposible para que este compendio de su trabajo de los años cincuenta sea conocido. Tentativamente queremos llamarlo “Caracas la gentil”, aunque eso todavía se debe revisar. Los libros comprenden sátiras y crónicas muy interesantes de lo cotidiano de la capital. Algunas historias son muy bellas y otras relatan lo duro de la vida en la ciudad. Esto será un legado para la juventud. Y lucharé para mantener el nombre vivo de Manuel Rodríguez Cárdenas”, remata Moreno.